PURIFICA TU SER Y EL PENSAMIENTO SERÁ DE CREACIÓN

Cada ser humano desea ser muy inteligente, de muchas creaciones, de grandes obras, pero siempre está mirando al otro: qué hace, cómo lo hace, para su propio hacer. Es importante entonces purificar el ser para que el pensamiento sea de creación desde su propia Luz.

 

Hoy, la Fuente Divina Padre Celestial nos invita para que sea la creación propia la que brota; y para ello, hay que despertar la pureza interna dando Luz a las células, a los pensamientos, a los códigos genéticos; y se debe tener claridad del ser.

 

Si durante un mes, treinta días, desde el momento actual que hace esta lectura, no se compara con nadie, no mira qué está haciendo aquel o aquella, si es más inteligente o más capaz, si es más próspero o menos próspero, sino que solamente se mira su propia grandeza: cuan sabias son las palabras, de cuanta creación es en cada día y en todo lo que hace en su cotidianidad consigo mismo, con los seres queridos, en su hogar.

 

Purifica tu ser y el pensamiento será de creación. Es el momento de que te retes a ti mismo, para que fortalezcas tu Luz Divina y seas un faro de Luz.
Purifica tu ser y el pensamiento será de creación. Es el momento de que te retes a ti mismo, para que fortalezcas tu Luz Divina y seas un faro de Luz.

Si constantemente, cada día, está viendo qué innovación hace con su ser y con otros, para ser de bondad y de enseñanza, todo lo que vea apagado o intranquilo en otros, será una Luz para que aquello que vea apagado lo transforme en algo grandioso, de enseñanza, de construcción.

 

Y lo que en otros vea de mucha inteligencia, de grandes logros, sea un reflejo no para imitar, para ser igual, sino para darse cuenta qué puede aprender para despertar la propia creación; sin compararse, solamente sintiendo que la Luz está en el hermano, en la hermana, en el padre, en la madre, en todo ser y que igualmente está en el propio ser.

 

No va a construir entonces, desde la Luz del otro, sino dándose cuenta que también hay Luz en su propio ser. Y va a trabajar durante los treinta días LA VERDAD, donde va a estar atento y atenta de no mentir, de no engañar ni con el pensamiento, ni con las palabras ni con los actos. Y cuando haya algo que le moleste o le inquiete, no juzgará, no criticará, no condenará, sino que se evaluará qué no entiende, qué no abriga, en qué no es solidario, en qué no es bondadoso; y empieza a transformar la mirada hacia el otro, que está arrogante o imponente o insolente; y lo va viendo necesitado de amor, de Luz, de reconocimiento y allí empieza a tratarlo con la sabiduría que se requiere, para que el otro entre en la Luz activando y despertando su propia Luz.

 

Por treinta días orar en la mañana y en la noche con palabras de sabiduría donde se diga:
yo soy Luz, yo soy verdad, yo soy pureza, yo soy grandeza, yo soy liberación, yo soy solución, yo soy creación. Y la oración que se está compartiendo para practicar en este de marzo; y a la vez, haciendo la práctica reflexiva que se hace día a día en todo momento y circunstancia; si esto se logra cada día con perseverancia, con decisión, con certeza, con verdad, se abrirán caminos de alta creación y construcción desde la Luz en el propio ser.

 

Purifica tu ser y el pensamiento será de creación. Es el momento para que te retes a ti mismo y crezcas, te fortalezcas y alimentes y fortalezcas tu Luz Divina y seas un faro de Luz para vuestro propio ser y para todos los seres que a vuestro lado caminan, y por allí se abra senderos de dicha y de felicidad para todos. Amén.

 

Mes marzo

Oración

Cuando el día inicie se arrodilla, eleva las manos a los Cielos, y dice:

Señor mío y Dios mío, yo —nombres y apellidos completos—, hoy me consagro a vuestra Luz; os entrego mi sendero, para que en él habitéis muchos seres guardianes ayudadores, para que de sus manos me lleven por senderos de creación, de solución, de realización desde la Luz. Amén.

Y sintiendo que la Luz Divina lo abriga ora Oración de Liberación.

Oración de liberación

Padre nuestro que estáis en el Cielo, vuestro nombre habita en nuestras mentes para que Luz en ellas sea. Habitadme desde la Luz, acompañadme desde la verdad y guiadme desde el amor. Dadme el Pan de la Luz para que mi materia sea Unidad. Bendecidme así como yo debo bendecir a mi hermano. Abrigadme para que retiréis de mi ser la oscuridad. Selladme mis pasos, mis pensamientos y mis actos con vuestra Luz Divina. Mi sendero es vuestro sendero.
Amén, amén, amén. A
sí sea.

 Reflexión y práctica para el día, durante cada día del mes

En el día actual observo mis pensamientos, mis palabras y mis actos: que sean coherentes, que haya verdad, que haya discernimiento, solidaridad, amor, ayuda, que no haya juicios, ni críticas a otros ni así mismo, sino entendimiento, comprensión y enseñanza.
Me observaré que ayude mucho a otros seres desde el amor sin la necesidad
de la mirada del reconocimiento.

 

Potencia aún más tu creación, haz click aquí: https://despiertatuluzysefeliz.com/potencia-la-inteligencia-a-la-maxima-expresion/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *