Obra de amor para dar vida a las aguas limpiándolas.

Te hago un llamado URGENTE para que limpiemos las aguas porque se están terminando y las necesitamos para poder vivir. ¿Quieres tener agua para vivir? Haz para que así sea haciendo cada mañana con amor y perseverancia la oración para dar Luz al agua, que la limpia; cuando se ora no se está repitiendo, porque cada oración que se hace son destellos de Luces; y si haces la oración muchas veces, muchos destellos de Luces serán;  y es necesario que llegue al agua mucha, mucha, mucha Luz, para que se limpie de la podredumbre y del maltrato en el que hoy habita. Orad como aquí se enseña, para que hagamos obra por las aguas y ellas despierten su conciencia y por si mismas se limpien con la Luz de la oración y vida tengamos.

En la parte inferior hay varios videos donde se ilustra cómo limpiar el agua dándole Luz. Míralos todos para que los compartas con muchas personas, porque si mínimo dos millones de personas hacemos oración diario para limpiar el agua obra se hará y las aguas se limpian por si mismas y vida tendremos.

ORACIÓN PARA LIMPIAR EL AGUA

  • En la hora mañana cuando vuestros ojos abráis, arrodillad vuestro cuerpo en vuestro lecho, elevad las manos a los Altos Cielos y decid:

Señor Dios Padre Todopoderoso soy hija/hijo vuestro; soy hijo/hija de la Luz, soy hijo/hija de la Alta Creación; hoy  hago unidad con la fuente de vida Agua.

  • Y sentid allí las aguas que le enviáis Luz cristalina, brillante fuerte y muy potente; y allí entonces orad diez veces oración de liberación, sintiendo que las aguas se llenan de Luz cristalina, brillante fuerte y muy potente; llevando aquella Luz a las aguas del planeta entero para que se alimenten de la Luz, se liberen de la oscuridad y entren en bondad; y allí estáis viendo y viviendo cómo las aguas van saliendo del cauce oscuro y apagado y van entrando en una fuente pura, limpia y cristalina.

 ORACIÓN DE LIBERACIÓN

Padre nuestro que estáis en el Cielo, vuestro nombre habita en nuestras mentes para que Luz en ellas sea. Habitadme desde la Luz, acompañadme desde la verdad y guiadme desde el amor. Dadme el Pan de la Luz para que mi materia sea Unidad. Bendecidme así como yo debo bendecir a mi hermano. Abrigadme para que retiréis de mi ser la oscuridad. Selladme mis pasos, mis pensamientos y mis actos con vuestra Luz Divina. Mi sendero es vuestro sendero. Amén, amén, amén. Así sea.

  • Cuando así ya sea, decid:

Madre Celestial, Fuente de Creación, creación haced en esta fuente de vida agua, para que se purifique, para que se limpie.

 Y allí vais a ver las aguas que son Luz azul celeste en pureza, que son Luz azul celeste en grandeza y que se van purificando, limpiando y desatando de aquella fuente sucia, contaminada, densa, que la está ahogando; y vais viendo las aguas en la Luz azul de la creación, cómo se va purificando y limpiando y así orad diez veces oración Ave María.

 ORACIÓN AVE MARÍA

 Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor está contigo, bendita eres, enviada de los Altos Cielos para hacer obra por nosotros tus hijos y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros tus hijos de la vida y de la Luz, ahora y en la hora de nuestra partida. Amén.

  • Cuando allí terminéis, poned manos en posición de oración al frente de vuestro corazón y allí, decís:

Hoy me vivo desde Dios, hoy me siento desde la Fuente de la Alta Creación; unidad soy con la Luz Divina, unidad soy con la Luz de la Fuente Creadora, unidad soy con la Luz del Padre Creador. Amén, Amén, Amén. Así sea.

  • Y veis las mentes humanas que son Luz, veis el planeta entero que es Luz cristalina muy brillante. Así será que lo hagáis orando tres veces oración de liberación, en mucha pureza y en alta grandeza cada día de vuestros días. 

 

 

 

Categories: principal

Leave a Reply