SILÉNCIATE HACIA EL AFUERA Y ACTIVA TU INTERIOR

Silénciate hacia el afuera y activa tu interior. Es la mejor manera de liberarse del ayer, de entender los egos que impiden abrir caminos de verdad, de solución, de liberación, de solidaridad y de ayuda mutua. Es el momento de transformar el ser, para ayudar a que muchos otros seres se transformen y sean de Luz, de solidaridad y de alta creación, para bien propio, de la humanidad y del planeta.

 

Estamos en el cuarto mes del año, les entrego para este tiempo, la obra para realizar cada día alimentando los pensamientos, las palabras, los actos y el sendero con la Luz Divina.

 

No necesitas una religión determinada para practicar cada día palabras de Luz que se llaman Oración, para que la sabiduría en su ser se active, para que la claridad en sus pensamientos sea, para que las palabras solo sean desde la verdad y desde el entendimiento; para que los actos solo sean de creación para bien propio y de los hermanos humanos.

 

No necesitas una religión determinada, solamente necesitas sentir y creer que eres Luz Divina,

con religión o sin religión, con creencia o sin ninguna creencia.

 

Se debe cambiar la creencia de que si se habla de orar, rezar, meditar, reflexionar, espiritualidad, está llamando desde alguna religión, esto es un estado alienante que han establecido los humanos para que no se dispongan a despertar su propia Luz sin condicionamientos de creencias,
dogmas o religiones.

 

Este es un llamado para que haga por su ser cada día. En este mes de abril la Fuente Divina Padre nos entrega la Oración, que aquí se enseña, para que la hagamos cuando el día inicia, todos los días del mes de abril y seguido, también cada día, practiquemos la reflexión para que nos observemos cómo pensamos, cómo hablamos, cómo actuamos con nosotros mismos y con
nuestros hermanos humanos.

 

Haga esta oración cuando el día inicie y cada día esté atento de hacer la reflexión y la práctica, que invita a evaluar y reflexionar sobre el propio ser la forma de pensar y el hacer; para que todo lo que venga del afuera oscuro, en virus, bacterias, palabras y hechos dañinos de otros,
no lo toquen desde ningún orden.

 

Si sus pensamientos son limpios y claros, si la Luz permanece en su ser, será un faro de Luz para su propio ser y para muchos seres; y tendrá la protección necesaria para que nada lo altere, ni lo afecte, ni lo toque de manera dañina.

 

Regálese este mes para que entre en silencio hacia afuera y en acción de Luz hacia su interior.
No mire más el afuera, no hable más para afuera, no actúe más para afuera.
Mire más hacia su ser: hacia su forma de pensar, de hablar y de actuar.

 

Mire más su ser, su recorrido, no para que se culpe, sino para que transforme su ser en creación y abra caminos de solución, de entendimiento, para que se libere de los miedos.

 

                       Cuando un temor tenga o sienta que algo no va a estar bien,
no lo alimente, siempre diga:

Silénciate hacia el afuera y activa tu interior. Es el memento de transformar el ser.

 

Yo soy Luz, liberación, solución, a mí llega la claridad de la creación para obra en mí hacer; mi sendero es transitado por la Luz de Dios, por allí todo es solución, solución, solución. Amén.

Y busca el camino de la solución sin miedo de que no sea, sino con la certeza de que solución habrá, así parezca inalcanzable lo que necesita resolver; pero si la certeza de su Luz de la creación está con la unidad Divina, sucederá lo que se llama milagros, soluciones claras, caminos tranquilos.

Practica entonces, en este mes de abril, las palabras de Luz llamadas Oración que ya les entregaré y la reflexión durante cada día de este mes de abril, para que entonces, potencies tu unidad con la Luz de la claridad, de la verdad, de la solución y de la sanidad en tu cuerpo, materia.

 

Y recuerda limpiar, liberar el aire, que es un medio conductor de muchas maneras de estados del afuera. Práctica con amor lo que aquí se enseña, que es un regalo Divino, para que no te afecte ningún virus, bacteria, ni estados dañinos que vengan del afuera; hágalo con devoción, con certeza y convicción, para que siempre estés muy bien en mente, en cuerpo y en esencia: espíritu.

 

Recuerda que esta Oración, reflexión y práctica se hace diario durante este mes.
Es muy importante alimentarnos todos los días con la Luz Divina.

 

Mes abril

Oración

Al inicio del día se sentará con coronilla dirigida al Cielo, cuerpo muy erguido, manos en posición de oración al frente de su corazón, y dirá:

Dios Padre Todopoderoso, os entrego mi sendero de la Luz, porque hijo de la Luz soy.
Sé uno conmigo, que yo soy uno con vuestro ser. Abrigadme con vuestro Manto de Alta Protección, para que mi sendero solamente sea guiado, dirigido desde vuestra Luz. Amén.

Y sintiendo que la Luz Divina lo abriga, ora Oración de Liberación.

Oración de liberación

Padre nuestro que estáis en el Cielo, vuestro nombre habita en nuestras mentes para que Luz en ellas sea. Habitadme desde la Luz, acompañadme desde la verdad y guiadme desde el amor. Dadme el Pan de la Luz para que mi materia sea Unidad. Bendecidme así como yo debo bendecir a mi hermano. Abrigadme para que retiréis de mi ser la oscuridad. Selladme mis pasos, mis pensamientos y mis actos con vuestra Luz Divina. Mi sendero es vuestro sendero. Amén, amén, amén. Así sea.

 

 Reflexión y práctica durante el día

En el día de hoy, estaré atento(a) de tener mucho silencio en el pensamiento y en las palabras, solamente hablaré lo necesario, no hablaré lo que no sea conveniente ni pertinente; estaré atento(a) de mi sentir, para que solo sea desde la bondad. Retiraré mis miedos entendiendo
qué debo trascender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *