Vuestro cuerpo alberga claridad mental. si no hay una unidad de cómo piensa, de cómo habla y de qué come, el cuerpo entonces, no va a tener salud, va a tener dolencias, carencias, estados intranquilos.

VUESTRO CUERPO ALBERGA CLARIDAD MENTAL

El ser humano tiene un cuerpo, y el cuerpo tiene vida porque hay una esencia Divina que en él habita; y esta esencia Divina habita cada célula, cada molécula, cada átomo, cada gen, cada neurona del cerebro; y esta fuente Divina tiene unidad con la Fuente Creadora Padre. Vuestro cuerpo alberga claridad mental.

Más adelante encuentra palabras de Luz para practicar durante todo el mes de junio y active su Luz Divina en las células, genes, neuronas y lo unifique teniendo un alimento muy claro y haciendo ejercicio.

El ser humano debe cuidar su cuerpo, que es una materia, dándole alimento desde la materia, comiendo los frutos que la misma tierra, que es madre, produce para darle vida. La tierra produce los nutrientes necesarios y suficientes para que el ser humano tenga una salud perfecta en su cuerpo; pero el cuerpo no solamente tiene salud por lo que consume; el ser humano le da salud a su cuerpo por la forma como alimenta el pensamiento. Como la persona piense va a acomodarse el cerebro, las células, los códigos genéticos.

Así es, que el ser humano debe tener presente que debe prestar mucha atención a su mente, que la mente lleva al pensamiento, el pensamiento lleva a la palabra y la mente y la palabra llevan a la acción; pero también debe tener presente que debe cuidar el alimento que le da al cuerpo, lo que consume, porque si no hay una unidad de cómo piensa, de cómo habla y de qué come, el cuerpo entonces, no va a tener salud, va a tener dolencias, carencias, estados intranquilos. Así es, que el ser humano debe cuidar el cuerpo comiendo muchas frutas; cotidianamente debe comer no menos de tres frutas; y no es que haga una mezcla de frutas: un cuarto de una fruta, otro cuarto de otra y otro cuarto de otra; es una fruta completa, más luego otra fruta y más luego otra fruta, porque en las frutas hay minerales, oxigenación; y cuando las células reciben las frutas se alimentan del color de la fruta que es una luz para las células, y esta luz en las células les da claridad y allí hay unidad con la Divinidad que yace en las células, en los genes.

Es importante tomar agua. El agua es un transmisor, un comunicador de Fuentes Divinas, por eso siempre se debe bendecir el agua antes de consumirla; y cuando el agua llega al cuerpo se comunica con la unidad Divina que hay en las células entregándole la información que ella trae; y si el agua viene con un estado apagado, entonces, en el cuerpo hay una asincronía con aquella fuente de vida, agua, que debiera ser de alta claridad en aquella unidad para que haya una comunicación muy clara y las células reciban información que debe llegar a los pensamientos para que haya mucho discernimiento, entendimiento; pero si aquella comunicación no se da en sincronía, entonces, el cuerpo empieza a sentirse un poco denso, intranquilo, molesto, y los minerales que pudiera haber en el agua se tornarían maltratantes, causando estreñimiento, dolores en la cabeza, fatiga, intranquilidad; pero si el agua está en mucha pureza y está limpia y la filtran con la Luz Divina y la santiguan para que no traiga tantos contaminantes que hoy en ella habitan, entonces, va a dar vida al cuerpo, va a haber unidad con la Divinidad que está establecida allí en las células y el ser va a empezar a sentir alegría, va a tener muy buena oxigenación, muy buena hidratación, muy buena disposición y una mente clara.

 

 El ser humano debe consumir leguminosas, verduras, hortalizas; y tomar muy bien la respiración purificando el aire cuando el día empieza y cuando el día termina, porque el aire está contaminado por lo que el hombre ha creado de manera dañina y por lo que muchos otros seres antagónicos ponen a propósito para envenenar los cuerpos y confundir las mentes.

Todos los alimentos se deben santiguar, porque el ser humano desafortunadamente, muchos han entrado en codicias, y con el ánimo de crecer sus economías, entonces, alteran los alimentos y aquel estado que alteran causa enfermedades a los órganos, al cerebro, por eso se debe bendecir.

 

Todas estas enseñanzas no son desde ninguna religión o creencia determinada, es la verdad, es la verdad un poco dolorosa, pero es la verdad.

Así es, que desde cualquier creencia, la que tenga, o, la que no tenga, purifique y limpie lo que consume: el agua, el aire, todos los alimentos; y empiece a tener unidad con su ser.

No es bien comer animales muertos, porque el ser viviente animal es un hermano vuestro y no debéis comeros a vuestros hermanos; cuando la carne de aquel ser viviente ya fallecido entra al órgano, ya entra apagado sin vida, entonces quita vida a las células y produce cansancio, fatiga, confusión en las mentes, porque aquella información que viene de aquel ser que tuvo vida, se acomoda igualmente en las células y en los códigos genéticos. No es verdad que el ser humano no puede vivir sin la información que trae como supuesto alimento, el animal, esto no es de la claridad.

Muchos seres que no comen animales muertos como alimento, viven inmensamente sanos, con la mente muy clara y con los órganos muy frescos y en alta funcionalidad; así es, que es un estado que se estableció para dominar a los seres humanos por los medios de consumo y para que estén muy apagados en su esencia, en su conciencia, desde la materia.

 

Es importante ejercitar el cuerpo por lo menos diez minutos diarios; ideal fuera como mínimo treinta minutos, para que la célula se oxigene. Cuando se hace ejercicio la célula libera y suelta lo que ya no es de la claridad y se renueva con la oxigenación que se establece por medio del movimiento con la sangre que entra en una mayor circulación y ella empieza a bombear, a liberar, a limpiar, a depurar y a renovar. Así es, que es inmensamente necesario ejercitar el cuerpo para darle vida, oxigenación, flexibilidad, elasticidad, renovación. Es necesario respirar muy bien, mantener el cuerpo erguido, tomar el aire purificándolo siempre en la hora mañana y en la hora noche, sintiendo que el aire entra al cuerpo en Luz para dar vida y nada contaminado del afuera entre. Así igualmente debe unificar el cuerpo con la forma de pensar. Cómo se debe pensar: con claridad, donde en el pensamiento no haya juicios ni críticas, ni intención de dominación, ni deseo de codicia de poder ni de tener; si en el pensamiento hay pureza, las palabras serán bondadosas, sabias, entendedoras, de solidaridad, de ayuda y de creación; y los actos serán de alta construcción, de grandes obras que llevará a mucha felicidad propia y para otros.

Practicad entonces esta oración en este mes de junio, para que activéis vuestra Luz Divina en las células, genes, neuronas y lo unifiquéis teniendo un alimento muy claro y haciendo ejercicio durante este mes, para que empecéis a ver desde un punto de vista claro y entendedor con vuestro propio ser y así lo seáis con otros seres que a vuestro lado caminan.
Y si estáis haciendo la práctica de cada mes que se viene haciendo desde el mes de enero y lo continuáis hasta el cierre, diciembre de este año, vais a ver la transformación que vais a lograr en vuestro ser.

Aprovechad este regalo y practicadlo, entregadlo a muchos seres, para que muchos seamos los que en la Luz caminemos.

Durante el mes de junio al iniciar el día pronunciamos unas palabras de Luz u oración, para fortalecernos en la Luz y tener claridad en nuestro ser; y durante cada día de todo el mes de junio haremos una reflexión práctica durante todo el día, para así liberar nuestro ser, transformar nuestra forma de pensar y hacer que haya cambios a nivel celular.

Mes junio

Oración

Cuando el inicia, diréis:

Señor mío y Dios mío, por vuestro Sendero transito, de vuestra Mano voy, con vuestra Luz me cubro. Cada pensamiento, palabra, acto, en cada día de mis días solamente son guiados desde vuestra verdad y claridad. Amén.

Y sintiendo que la Luz Divina lo abriga, ora Oración de Liberación.

Y todos los días del mes de junio hace la siguiente reflexión con su práctica.

 

 Reflexión y práctica durante el día

En el día de hoy estoy atento(a) de cuidar mi salud: qué alimentos consumo, que sean de bien, que no maltraten mi sangre, que no contaminen mi ser, que no congestionen mis órganos. Cuidaré mi salud: comiendo frutas, verduras; comiendo completamente sano, natural. Cuido mi cuerpo haciendo ejercicio. Debo cuidar mi cuerpo que alberga la esencia desde la Luz.

Aprenda cómo limpiar el aire para que respire muy limpio. Dé click aquí: https://despiertatuluzysefeliz.com/limpia-tu-aire-para-que-no-enferme/

 

 

 

3 comentarios

  1. Gracias, excelentes recomendaciones, llevo 7 años sin comer carne roja ni blanca y estoy completamente sana y vital, mi temperamento se ha transformado porque antes me enojaba con facilidad, Siempre quería tener la razón. Con la meditación mi mente es más Serena y durante el día estoy con más lucidez, en estos días de cuarentena estoy feliz, disfrutando me hogar, mi familia, mi trabajo, soy bendecida y puedo ser grano de arena para contribuir al bienestar de otros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *