Se requieren mínimo cinco mil personas para dar vida a la tierra y para retirar la densidad del fuego.

SE REQUIEREN CINCO MIL PERSONAS PARA DAR VIDA A LA TIERRA

Se requieren mínimo cinco mil personas para dar vida a la tierra
y para retirar la densidad del fuego
.

Hacemos un llamado inmensamente importante, para que hagamos por nosotros los seres humanos, porque nuestro planeta tierra está feneciendo y si muere morimos con él; no es un decir para atemorizar; es un llamado para que hagamos, que aún hay tiempo, aunque es muy corto. Nuestro planeta tierra tiene de vida máximo quince años. Todos debemos actuar de inmediato para recuperarlo, darle vida; para ello entonces, podemos hacerlo, no solo protegiéndolo de la contaminación, ni ahogándolo con los gases, ni quitándole el oxígeno con el asfalto; cuidando las aguas no contaminándolas, ni envenenándolas, ni ahogándolas en la podredumbre; esto es una forma de cuidarla; pero también podemos hacerlo de una manera inmensamente poderosa, contundente, y es despertando la Luz Divina que cada uno traemos, sin importar religión alguna. Se requieren por lo menos cinco mil personas para dar vida a la tierra y retirar la densidad del fuego, es muy poco para los millones de habitantes que hay en la tierra y para la magnitud de la obra.

 

No estamos haciendo un llamado desde ninguna religión. Estamos haciendo un llamado desde la verdad que hoy sucede en nuestro planeta, en el agua, en el aire que está muy sucio y contaminado por muchos seres que no tienen la Luz de Dios activa y contaminan el aire para envenenar las mentes, dañar la sangre y enfermar los órganos.

 

Así es que cada uno de los seres humanos desde la religión que practique o no religión, o creencia o no creencia, simplemente tenga la certeza de que en su ser hay Luz Divina; es importante activarla dando claridad a los pensamientos, teniendo palabras limpias: no juzgando, no criticando, no condenando; y no codiciando el poder ni el tener y retirando las lujurias; orar desde la forma como a bien tenga, para que dé Luz a su ser y por allí aquellas palabras de Luz que es orar o rezar, lleguen a la Fuente Creadora Padre y a los Seres Celestiales que allí escuchan aquel llamado para que
acudan a ayudarnos.

El Padre Creador ha dictado este mensaje por medio de una mujer que tiene la misión de llevar al mundo esta información de liberación y de solución. El Padre Creador ha enseñado cómo llevar Luz a la tierra para que entre en liberación, se descongestione, se oxigene, despertando su conciencia y retorne a su lugar, porque está desviado de su norte de la Luz. Y ha dictado cómo
retirar la densidad del fuego.

 

El Padre Creador no hizo el sol quemante, ni dañino, ni maltratante; lo hizo como una Fuente de Luz Divina para activar en los seres humanos, en sus códigos genéticos y en sus neuronas, la sabiduría y el conocimiento desde la ciencia y la tecnología en niveles inmensamente elevados; pero aquel estado de Luz Divina fue profanado para que los seres humanos no despertaran su sabiduría, su conocimiento, su bondad y su verdad, que traen desde los inicios de la creación en su ser.

Así es que, hoy Dios Padre nos dicta cómo ayudar al planeta, cómo retirar la densidad del fuego, para que haya Luz, verdad, pureza, solución, liberación y el planeta tenga vida; la densidad en el fuego se retire y solamente haya Luz Divina que nos da calor de vida y nos despierta la sabiduría, el conocimiento y la claridad desde la Luz de Dios.

 

Es inmensamente trascendental que por lo menos cinco mil (5.000) personas, cotidianamente, en la hora meridiana, hagamos la oración dictada por Dios Padre; es hacer un llamado a la Divinidad, autorizarle para que nos una en Luz con el sol y el fuego denso que hoy lo habita se transforme en Luz Divina; asimismo, nos una desde la Luz con la tierra para que ella entre en pureza.

 

La Oración para dar vida a nuestro planeta es la siguiente

A las 6:00 a.m. y a la hora meridiana 12:00 m. se arrodilla,

Se requieren mínimo cinco mil personas para dar vida a la tierra y para retirar la densidad del fuego.
Se requieren mínimo cinco mil personas para dar vida a la tierra  y para retirar la densidad del fuego.

eleva las manos a Los Altos cielos y dice:

 

Señor Dios Padre Todopoderoso, este mi país, este mi planeta, solamente es habitado por vuestra Luz; las mentes de los humanos son de verdad, entendimiento, perdón, discernimiento, claridad, creación y construcción. Amén

 

Y ve el planeta que es solo Luz cristalina y también ve las mentes de todos los seres humanos que son solo Luz cristalina. Y ora 3 veces Oración de liberación.

Oración de liberación

Padre nuestro que estáis en el Cielo, vuestro nombre habita en nuestras mentes para que Luz en ellas sea. Habitadme desde la Luz, acompañadme desde la verdad y guiadme desde el amor. Dadme el Pan de la Luz para que mi materia sea Unidad. Bendecidme así como yo debo bendecir a mi hermano.
Abrigadme para que retiréis de mi ser la oscuridad.
Selladme mis pasos, mis pensamientos y mis actos
con vuestra Luz Divina.
Mi sendero es vuestro sendero. Amén, amén, amén. Así sea.

 

Oración para retirar la densidad del fuego, del sol

Es importante en la hora meridiana, cotidianamente, hablar con el sol, y decirle:

Fuego, hoy os doy la Luz Divina, para que retornéis a vuestra pureza, que no es fuego, sino Luz de sabiduría y de conocimiento, donde no quemáis, sino que dais calor de vida. Amén. Y oráis Oración de liberación.

Y por allí se abre un sendero claro y se empieza a retirar la densidad; y si todos los seres lo hacen, cinco mil personas, diario, se retirará del planeta el estado apagado, la densidad, porque el fuego no quemará, no maltratará, sino que se tornará en Luz abrigante, de creación, de solución, de vida. Todo esto lo logran los seres humanos transformando su forma de pensar, de hablar y de actuar.

 

Si por lo menos cinco mil (5.000) personas  envían al planeta y al fuego, sol, estas oraciones, cotidianamente, el tiempo que sea necesario, habrá transformación.

Hacedlo con devoción y multiplicad.

 

Por favor envíalo a muchos seres y dile a cada uno que se asegure de que muchos lo reciban, para que seamos más de cinco mil personas quienes hagamos esta obra de Luz en la hora meridiana y así nuestro planeta se empiece a transformar y los seres humanos empiecen a cambiar su forma de pensar y entremos en más bondad, en más perdón, en más verdad, en más solidaridad, en más ayuda mutua, en pureza, en claridad, en discernimiento.

 

Por favor compártalo, que no es un mensaje cualquiera, es un llamado Divino para que vida tengamos dando vida a nuestro planeta que nos contiene y nos sostiene; y entre todos hagamos obra de Luz para retirar la densidad del fuego y sea Luz pura.

Escucha este mensaje, practícalo, para que seas parte de la Luz.

“Gracias por permitir hacer por vuestro ser y por vuestros hermanos humanos”

 

Da click en el poder la oración para que te enteres de todo lo que puede lograr
uniéndote a Luz Divina.

EL PODER DE LA ORACIÓN

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *