El ego es la mirada del otro, donde el hombre o la mujer pierde su propia mirada, donde el ego es él o ella un objeto de los otros, y pierde el dominio de su ser para ser dominado(a) por la mirada y por la fuerza de los otros.

Para trascender el ego, se debe trabajar la verdad, el daño que hace la mentira, porque la mentira es el alimento del ego, el ego es un estado de la muerte que quiere derrumbar y avasallar, el ego es la opresión de los otros, el ego es la dominación de las fuerzas oscuras y de los antagónicos,  el ego alimenta el engaño.               Dado por el Maestro Jesús.

ego

¿SOY ESCLAVO DEL EGO?

Cuando no escucháis, cuando no dejáis expresar, cuando no sois capaz de asumir vuestras obligaciones y vuestros compromisos, allí hay un ego que os domina, que os esclaviza, porque este ego hace, que queráis mostrar a otros, que dominas, que siempre tienes la razón, que siempre tienes el dominio, pero resulta que el dominio lo tiene el otro, porque estáis constantemente a la defensiva, estáis defendiendo vuestro lugar de ser único e importante y no hay que defender aquel lugar, porque cuando cada uno se siente en Luz plena, en bondad, en amor, en claridad, en generosidad, en solidaridad, en entendimiento; en pureza en su palabra, en su decir, en su actuar, no hay que temer de perder un lugar, porque si su lugar es claro desde la Luz, desde la verdad, desde el entendimiento, no hay que perder ningún lugar.

Así es que si estáis al acecho, a la mirada constante del otro, al juicio o a la crítica del otro, a los malestares porque el otro es de progreso, porque el otro tiene un buen nombre, porque el otro sobresale, si os da dificultad aceptar, reconocer y vivir la grandeza del otro, eres esclavo del ego; tenéis miedo de no ser como aquel, porque tenéis gran deseo de ser como aquel o más que aquel y aquello indica mucho miedo a no ser mirado, a no ser tenido en cuenta y a no ser importante; aquello es lo que os sembraron a cada uno de vosotros en vuestro ser, el miedo a no ser mirados, a no ser  tenidos en cuenta y agasajados, pero cuando estáis claro en vuestro ser, eres dueño de vuestro propio ser, os alegráis con la alegría del otro, valoráis el logro y el beneficio del otro, disfrutáis con las grandezas del otro y crecéis con lo que el otro os enseña dentro de su grandeza. Evaluad entonces, si eres esclavo del ego, si eres esclavo del ego, os invito a que os liberéis haciendo por vuestro ser, llenándoos de la Luz de Dios, de la verdad y caminado por el sendero de la vida que es la Luz de Dios; si camináis por el sendero de la Luz, claridad hay en vuestro pensamiento, en vuestras palabras y en vuestros actos.

Vivid desde la verdad, vivid desde el respeto, vivid desde el amor, vivid desde el entendimiento y vivid desde la claridad, de que no debéis  estar sujeto a la mirada del otro.

Es necesario despertar la Luz de Dios y la Luz de la verdad, la verdad es acción, la verdad es dirigencia, la verdad es apropiación del propio ser, la verdad es humildad, la verdad es amor, la verdad es respeto, la verdad es creación y la verdad es comunicación consigo mismo, con la Luz Divina y con la Luz del Alto Creador, la verdad lleva a la Alta construcción. La verdad derrumba el ego.

ORACIÓN PARA DERRUMBAR EL EGO

En la mañana cuando abráis vuestros ojos, en posición de arrodillamiento, elevad las manos a  vuestros hombros, con palmas abiertas a los Cielos, cabeza muy erguida y diréis:

Yo (nombres y apellidos completos), me doy a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo y su Luz Divina, en mí habita, en mí habita, en mí habita y con la Luz Divina de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo, retiro de mi mente, retiro de mis neuronas, retiro de mis células y retiro de todo mi ser, la fuerza y acechanza del mal, que por el ego en mí,  se manifiesta. Amén y así sea.

Y sentís que eres Luz pura y absoluta, no hay cuerpo, sino Luz brillante, fuerte y potente y allí orad tres Padrenuestros, sintiendo que eres Luz, verdad, vida, serenidad y humildad. Así lo haréis cada mañana, cada noche, para que aquellas fuerzas aniquiladoras, no os maltraten.      

Oración dictada por Dios Padre.  Sí vive el Libro Sagrado: El Amor que Vosotros Necesitáis para Llegar a la Plenitud de la Vida,  enciendes  en Luz Divina el código genético. Y para llegar a la unidad, que es salir del dolor, de la dependencia emocional, los invito a que vivan los  decires de Dios Padre, por medio del Libro dictado por la Sagrada Madre María: Escuchad, este es un llamado de Dios, para que deis vida a tu vida. Ninguno de los dos Libros tiene enfoque religioso, sino, meramente espiritual y psicológico. Si deseas adquirirlos, te puedes comunicar con la siguiente dirección: terapiasparaseryvivirmejor@gmail.com Teléfonos: 3006513214,  4412609.

 

 

Categories: Reflexiones

2 Responses so far.

  1. Anónimo dice:

    Muy interesante, hay que practicar el ejercicio para derrumbar ese ego, ojalá todo el mundo lo hiciera.

Leave a Reply