¿CAMINO EN LA VERDAD?

Lo primero que debe hacer el ser humano para caminar en la verdad es limpiar el código genético; como así se debe hacer para estar en perdón y para llegar a la felicidad; porque la limpieza del código genético da claridad a la mente, depura estados apagados del ayer; así es, que lo primero que se debe hacer es: Tener claridad cómo está el ego, qué es lo que no permite estar en la verdad con el propio ser.DSCN0274

Cuando se deja de hablar por el temor al rechazo, a la crítica, al juicio, hay una incapacidad de asumirse, allí hay una mentira y no se está en la verdad; no quiere decir que haya que agredir, maltratar a otro con la palabra o con los actos, es expresar el sentir simplemente desde la Luz de la verdad.

Hay que retirar el ego para que todo lo que se haga sea desde el discernimiento, desde el entendimiento, desde la pureza, desde el amor y desde la solidaridad consigo mismo y con los otros; allí entonces, se puede entrar en la Luz de la claridad, que es la Luz del discernimiento, del entendimiento, de la comprensión; allí el ser humano puede decir camino en la verdad.

Cuando en la verdad se está no hay miedo, no hay duda, no hay inseguridad, porque la verdad es la certeza, porque la verdad es la claridad, porque la verdad es la firmeza en la decisión y en la acción. Entonces, es necesario evaluarse si en la cotidianidad hay mucha duda, hay mucha incertidumbre, hay mucha incapacidad de hacer. Hay que evaluarse qué no está claro en sí mismo, qué le impide estar tan apropiado de su ser que no lo lleva a actuar desde la verdad porque hay miedo y hay duda; el miedo y la duda son un estado de angustia, de no claridad, de no certeza; allí hay mentira y hay engaño.

La verdad es la claridad en la relación con el otro. Cuando en la verdad se habita no hay intimidación del hermano, de la hermana, de la amiga(o), de su señor o señora acompañante de vida; porque si muy claro, muy firme y muy seguro está, nada lo doblega, nada lo domina; porque si un ser expresa su sentir con dominación y el otro está en la pureza y en la claridad de su ser, entonces, no le toca el ego, simplemente entiende el estado del otro y no se involucra.

Como única solución para todo, es retirar el ego, porque el ego enceguece, el ego obnubila, el ego confunde y el ego hace que se viva desde la mentira, desde el engaño; el ego lleva a no tener claridad de sí mismo; y si no hay claridad de sí mismo, no hay claridad del hermano(a) que camina a su lado.

Para caminar en la verdad, ser de la verdad, se debe transitar por el sendero de la vida con alegría; y la alegría es, no tener dolores del ayer, no hablar de lo que ya hoy no es; para estar en la verdad no se toca más lo que fue, lo que sufrió, lo que dolió, porque aquello ya es entrar en un estado que no corresponde al hoy, y si no  corresponde al hoy, no es de la verdad, no es de la claridad; para estar en la verdad no se vive lo que no es, no se siente lo que no es, no se habla de lo que no es; la verdad es vivir solamente lo que se tiene en el día actual, sin llorar lo que fue, sin añorar lo que será, sino disfrutar de lo que hoy se vive, de lo que hoy se tiene; eso es caminar o vivir en la verdad.

 Si algún estado del ayer se toma, será como referencia para aprendizaje, pero no para vivirlo o sentirlo desde el dolor, desde el resentimiento o desde la añoranza y no más es.

Cuando se está en la verdad, no se juzga, no se critica y no se condena ni a sí mismo, ni a otros; porque la verdad es alto discernimiento, alto entendimiento, alta comprensión; y  si aquello hay, hay amor; y si amor hay, entonces, no hay juicio, ni crítica, ni condena, sino solidaridad, discernimiento y ayuda en sabiduría y desde el alto conocimiento.

El Padre Jesús llegó a este vuestro mundo a guiaros por el sendero de la Luz, de la verdad y de la vida. Caminar por el sendero de la verdad según el Padre Jesús, es entrar en unidad consigo mismo y con la Luz Divina; y desde allí, no habrá dirección diferente a la voz de Dios por medio de vuestro sentir con la unidad de la Alta Claridad, que es la unidad con la Divinidad.

Para entrar en la verdad se debe orar en la mañana, para que la oración de Dios permita Luz en los códigos genéticos y allí claridad en las neuronas, discernimiento en el pensamiento y acciones de pureza y de claridad y de realización.

 Para que estéis en la Luz de la verdad tomad diez minutos cada mañana y activad en la fuente verdad, corazón, la Luz blanca; y sentid que sois unidad con el faro de Luz que brota de vuestro corazón; allí perded la unidad con la materia, se unidad con la Luz blanca en absoluta pureza, que es la Luz del Padre Jesús que os habita, y allí sentid que sois unidad con la verdad y decid:

Yo, nombres y apellidos completos, hoy soy unidad con Dios Padre Todopoderoso; hoy soy fuente de liberación; hoy la verdad en mí habita. Amén, amén, amén. Así sea.

Y se siente que es unidad con la Luz de Dios, con la fuente de liberación del Padre Jesús y con la Luz de la verdad absoluta en sus pensamientos, palabras y actos. Ora Padrenuestro u oración de Liberación. Y así se vive,  así se siente y lo dice por diez minutos. Será cada mañana y será cada noche. Y estará atento y atenta de no engañarse con lo que no dice, de no engañarse con lo que dice; de no engañarse con lo que hace y de no engañarse con lo que deja de hacer. Así será  entonces, que en primera instancia lo que se debe tener presente, es no engañarse; porque sería la primera mentira, si se engaña multiplicará el engaño a los otros.

Enseñanza dictada por Dios Padre. Junio-2016

Encuentras cómo limpiar el código genético en los Libros: Libro Sagrado, El Amor que Vosotros Necesitáis para llegar a la Plenitud de la Vida y en el Libro: Escuchad, este es un llamado de Dios, para que deis Vida a tu Vida. Haz click en este enlace para que los conozcas: Libros Celestiales

Link que complementa sabiduría sobre la verdad: https://despiertatuluzysefeliz.com/la-verdad/

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *