Es tiempo de que te ubiques en el hoy.Libera el ayer. Es muy importante tener claridad de borrar el ayer no alimentándolo con el pensamiento, entendiendo, no juzgando, ni criticando

ES TIEMPO DE QUE TE UBIQUES EN EL HOY. LIBERA EL AYER

Los seres humanos traemos una información en los códigos genéticos que debemos retirar, porque aquella información viene de fuerzas que no son de la claridad de Dios; los códigos genéticos se profanaron para que las mentes de los seres humanos vivieran intranquilas, angustiadas, con miedo de vivir el hoy desde la claridad, recordando siempre el ayer, lo que fue, lo que no fue; recordando el dolor, alimentando el miedo; aquello entonces, hace que la mente no sea clara, que el tiempo actual no se viva desde la verdad, que se entre en estados de reclamos, de quejas, de juicios, de señalamientos, que no haya discernimiento que le dé claridad al pensamiento; sabiduría y bondad a las palabras; certeza y claridad a la acción. Es tiempo de que te ubiques en el hoy. Libera el ayer.

Así es, que es muy importante tener claridad de borrar el ayer no alimentándolo con el pensamiento, entendiendo, no juzgando, ni criticando, ni condenando así mismo ni a otros seres que transitaron por sus senderos de vida en sus caminos anteriores; cuando digo caminos anteriores son los caminos recorridos con la madre, padre, hermanos, hermanas, amigos, amigas, parejas: hombres, mujeres. Se debe borrar lo que creó malestar. Si cada uno tiene claridad de su ser, no juzga, no critica ni condena las palabras ni las acciones de otros, porque entiende su condición psíquica, mental, de vida; simplemente entiende, libera, suelta y no lo toma para sí mismo como una agresión o una ofensa, sino que entiende que aquel ser necesitaba entendimiento, Luz, claridad, verdad y que si el propio ser está en discernimiento, verdad y entendimiento, no entra en el estado apagado del otro; por lo tanto, no entra allí, lo suelta y sigue hacia adelante alimentando la Luz propia siendo de pensamientos puros, entendiendo desde la verdad, hablando desde la sabiduría y actuando desde la solidaridad y desde la construcción para la vida propia y por allí,  ser un reflejo, un ejemplo de muchos otros que a su alrededor transitan.

Así es, que es necesario vivir el día actual, no vivir de lo que fue, ni caminar preocupado por lo que será; porque si vive añorando o preocupándose por lo que será, entonces, no entenderá lo que hoy es y debe ser en el día actual.

Es necesario que el día actual se viva entendiendo cada momento, cada situación, cada acto, cada persona, al propio ser. Con la certeza de lo que se construye en el día actual será un paso trascendental para que el siguiente paso sea de solución, de creación; sin miedo a lo que será, sino con la certeza de lo que hoy se construye, para que, lo que será, llegue simplemente como resultado de lo que hoy se construye sin el miedo de: será bien, no será bien. No se pensará en lo que será, solamente se hará con certeza y bondad lo correspondiente al tiempo actual.

Si se vivió desde un estado equivocado, simplemente es transformarlo uniéndolo con la Luz de Dios, diciendo:
Este camino lo entrego a la Luz del Padre Creador, porque mi sendero solamente será por su sendero de Luz, de solución, de liberación, para un mejor camino de creación. Amén.

Y ora Oración de liberación o el Padrenuestro. Y lo hará todo el tiempo sin quejas, sin miedo, sin culpas y sin reclamos. Y por allí entonces, permite que lleguen muchos ayudadores Celestiales a abrir nuevos caminos de solución, de creación; y, entrará por senderos claros, firmes, seguros, sin miedos, sin dudas, con certeza de su ser y de su hacer.

En este mes de julio podéis alimentar esta fuerza iniciando el día alimentando la Luz Divina, entrando en unidad. Podéis entrar en unidad alimentando con Luz, las células, los códigos genéticos, las neuronas; siendo, visualizando, Luz cristalina vuestro lado derecho del cuerpo, que es la fuerza masculina, dirigente, de acción; y siendo Luz azul celeste vuestro lado izquierdo, que es la fuerza creadora, constructora, para que seáis unidad y haya creación desde una dirigencia con certeza, en bondad y en verdad.

Así es que, si a bien tenéis, tomad la siguiente oración que se hará cada mañana; recordad que  no es un estado religioso; simplemente oración son palabras de Luz, que cuando se pronuncian sintiendo unidad con la Divinidad, se activan en los códigos genéticos y en las neuronas la unidad con la Luz Divina, y por allí se hace una conexión con la Fuente Celestial y se reciben las ayudas Divinas estableciendo en el ser,  claridad, verdad, discernimiento, entendimiento; y allí habrá entonces, ayuda, solución y creación.

Hacedlo con amor, con bondad por vuestro ser y con convicción, cada mañana cuando el día inicia, para que os ayudéis; y practicad la reflexión durante todo el día de cada día de este mes de julio, para que transforméis vuestro ser en Luz y cada día transitéis por senderos de dicha, de felicidad, de solución y de alta creación.

ORACIÓN MES DE JULIO
Cuando el día inicia, aún acostado en su lecho, sin poner pies a piso, se estira muy bien. Lleva su mano derecha sobre su corazón, su mano izquierda encima de su fuente de vida, ombligo; ojos cerrados. Siente que el lado derecho de su cuerpo es Luz cristalina; el lado izquierdo es Luz azul celeste, y se dice: 
Dios Padre Todopoderoso, hoy hago unidad de mi Luz con vuestra Luz, para que mi ser salga del dolor, del miedo y del desamor. Entro en unidad con la Luz de la solución, entro en unidad con la Luz de la Creación. Me libero del ayer y empiezo un nuevo tiempo de solución desde Dios.
Amén, amén, amén. Así sea.

Y sintiendo que la Luz Divina lo abriga, ora tres veces Oración de liberación; y ora tres veces Oración Avemaría.

Oración de Liberación
Padre nuestro que estáis en el Cielo, vuestro nombre habita en nuestras mentes para que Luz en ellas sea. Habitadme desde la Luz, acompañadme desde la verdad y guiadme desde el amor. Dadme el Pan de la Luz para que mi materia sea Unidad. Bendecidme así como yo debo bendecir a mi hermano. Abrigadme para que retiréis de mi ser la oscuridad. Selladme mis pasos, mis pensamientos y mis actos con vuestra Luz Divina. Mi sendero es vuestro sendero. 

Amén, amén, amén. Así sea.

Oración Avemaría
 Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor está contigo, Bendita Eres, enviada de los Altos Cielos para hacer obra por nosotros tus hijos; y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Madre de Dios y Madre nuestra, ruega por nosotros tus hijos de la vida y de la Luz, ahora y en la hora de nuestra partida. Amén.

Reflexión y práctica durante cada día del mes de julio
Hoy me observo: qué me impide tomar decisiones, qué me impide tener logros, cuáles son mis miedos, en quién descargo, qué no puedo hacer, qué me impide hacer; y encuentro la solución solo desde mi ser y desde mi hacer; no desde la obligación de otros.

Viviendo en la verdad nos liberamos del ayer. Tendrás más claridad si das click sobre el siguiente artículo: 

¿CAMINO EN LA VERDAD?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *